Minientrada
0

Quiero aprender a leer tu cuerpo para conocer mis más grandes deseos,

Entender tus maneras para descubrir mis hábitos,

Amar tus huesos como si fueran los míos, unirlos, atarlos,

Sentir tu respiración unificarse entre tus gemidos como plumas que acarician mi piel,

¡Ay amor!

Desplómate en mis brazos,

El miedo es el augurio de un gran amor,

Los finales son efímeros cuando el amor es grande y sincero,

La guerra nos une y la oscuridad nos apega,

¡Ira y enfermedad!

Amor en medio del caos,

Amor tan maldito como sagrado.

0

Mi error ha sido el mismo desde hace mucho tiempo, no he creído en mi lo suficiente, he caído en el mismo pozo una y otra vez sin pensar en las consecuencias, sin animo de levantarme, por primera vez me detengo a pensar en lo que sería de mi vida si tan sólo aprendiera a dejar atrás aquello que me atormenta y me encuentro con un nudo de preguntas e iras reprimidas que debo desatar para poder avanzar, pero estás allí, mirando, sonriendo, como si esto fuera tan sólo una parte más de tu macabro plan, apareces cuando intento empezar y es tan grande mi amor que tu mínimo gesto desprende de mí un pedazo de alma, tan sólo porque siento que lo mereces, así no sea cierto, tan sólo pretendo que algún día veas mis esfuerzos y retornes al lugar en donde empezamos, en donde la alegría nos acompañaba y no había más tristeza que aquella de tener que separarnos para regresar a casa… El tiempo pasa y sé que nunca volveré en el tiempo, tampoco volveremos a ser los mismos, porque las cicatrices han manchado nuestros ojos, sin mencionar lo que han hecho a nuestros corazones, pero no te preocupes, sé que mi alma, a pedazos, estará bien, porque es pura, es limpia, porque no hay mejor forma de estar limpio que amando. 

0

Después de tanto tiempo de un estado de tristeza inconsciente, en donde nos obligamos a sobrevivir a base de mentiras y sensaciones superficiales de felicidad, llega un día en el cual la tristeza se siente más honda que nunca, que está entre el pecho aprisionada y pretende explotar todo a su paso con el único fin de salir y estrellar en la cara la horrible verdad, de la que nadie se salva y tan sólo queda hundirse, meter las piernas y dejar caer el cuerpo hasta el fondo, ahí es cuando pretendemos hacer algo, pero el orgullo aparece, un orgullo sin rencor, pero mezclado con mucha dignidad, tan sólo pretendes caer y esperar el día  en que puedas levantarte de nuevo. 

0

Correr lejos de mi, de ti, de “nuestros” sueños… Por ti he dejado atrás mi vida, mis esperanzas se apagan en tus labios, son sedantes que ahogan mi pecho, que no me dejan salir de esta miserable vida que me das. Algún día te tomaré por sorpresa, te tomaré del cuello y baaam, volveré a la vida, a mi vida. 

0

Verlo sonreír con la convicción del que ama, tener que ver como se va porque el amor acabó, nunca fue suficiente estar dentro de mi, nunca fue suficiente darle mis alas, la dirección y mi vida para que él la llevara, quizás soñé demasiado y no vi la realidad que giraba a mi alrededor porque mis sueños gritaban con más fuerza y me arrastraban hacía el abismo, ojalá algún día pueda detenerme y simplemente gritar, gritar más alto que mis sueños, más alto que mi realidad y lanzarme sola, de un salto y caer en mi, dentro de mi y volver a vivir. 

0

Querer ahogarse, hundir la cabeza y dejar que el agua corra… Nuestros ojos no quieren ver lo que viene, no quieren guardar esta última imagen, entre tanto la nariz se escandaliza, los oídos dejan fluir el agua dentro de si, que entre y ahogue cada rincón,¡Que acabe con la tristeza!